Archivos en la Categoría: Antxón Sarasqueta

La realidad intangible

Por Antxón Sarasqueta

El mundo de la información en el que vivimos es el de la realidad intangible. No virtual, sino intangible, y al final de este artículo explico la diferencia, que es sustancial.

El capital intangible es el que genera mayor riqueza en el mundo”, señala el informe del Banco Mundial, que confirma que “el capital intangible comprende cerca del 80% del total de la riqueza en las naciones con mayores ingresos y renta per capita”. Ver informe. Ver artículo en Multimedia Capital: ‘El Banco Mundial destaca que el 80% de la riqueza es capital intangible

La realidad nace de la información

La realidad nace del sistema intangible de información, mediante el cual se conforma todo. Eso es lo que representa etimológicamente la palabra informatio que ha dado origen a la de información: dar forma, conformar lo que existe. Otra cosa es que luego se utilice la información para desvirtuar la realidad. La desinformación es el caso mas extremo de desvirtuar la realidad con fines propios (políticos, ideológicos, sociales, empresariales, financieros, científicos…).

Hace unos días el premio Nobel de física (2004) Frank Wilczek, se preguntaba en uno de sus artículos en The Wall Street Journal si vivimos en un mundo basado en la simulación (“Are We Living in a Simulated World?”, 9-1-2020). Cuestión de gran calado entre los investigadores y científicos, porque se enfrentan a una realidad intangible frente al mundo de lo material.

Este físico se cuestiona si en términos mentales existe un mundo que no esta hecho de materia, y su respuesta es que sí, y lo desarrolla en detalle.

Esa es la realidad intangible.

Una nueva frontera

La serie de televisión ‘Touch’ (2012) utilizó una aplicación para que el usuario se viese reflejado en su realidad intangible

La realidad intangible representa la frontera del nuevo campo de la investigación de la información y una nueva dimensión de la inteligencia, más allá de lo cuántico en el campo de la física o la tecnología robótica de la inteligencia artificial, los más avanzados. Ver ‘Somos información. La nueva ciencia de lo intangible’.

La diferencia fundamental es que el sistema de información intangible es la matriz básica universal que genera todo proceso físico a cualquier escala y en cualquier área de actividad de la vida.

Por ejemplo, solo existe el tiempo real mediante el cual se activan simultáneamente toda la red de comunicaciones que percibe un ser vivo (humano o no) mediante el sistema de información intangible, y que por tanto permite adelantarse a los acontecimientos, y jugar con los tiempos de presente, pasado (historia o déjà vu) y futuro.

[En base a estos conceptos, investigaciones e ideas se crearon las películas de ciencia-ficción ‘Matrix’, 1999, y ‘Minority Report’ dirigida por Steven Spielberg, y series de televisión como ‘Touch‘]

La diferencia entre la realidad virtual y realidad intangible

El único tiempo real como medida científica de la información es el que se produce al mismo tiempo. No un instante después, por mínima que resulte la fracción del tiempo transcurrido. Otra cosa es que en la comparativa entre el tiempo diferido y el directo en una comunicación televisiva, en las redes sociales o Internet, por ejemplo, se quiera presentar como tiempo real. 

Pero no lo es porque transcurre un tiempo físico que va desde segundos a minutos y hasta horas, según los casos. Periodo en el cual cambia la realidad y su impacto perceptivo.

La diferencia entre la realidad virtual y la realidad intangible, es que la primera es una apariencia que a través de medios informáticos y audiovisuales hace sentir una realidad que no es real. Mientras que la realidad intangible es real. 

Como la vida misma.

AS © 2020

 

 

 

La nueva filosofía de pensar en la información y como se formatea la mente humana

Pensar en información es pensar en lo que hace pensar, Antxón Sarasqueta 

Imagen de la portada del libro 'Somos información' de Antxón Sarasqueta

En su obra ‘Somos información. La nueva ciencia de lo intangible’, publicada en 2012, Antxón Sarasqueta, revela tras cuarenta años de investigación el impacto de la nueva dimensión intangible de la información en el ser humano

En el acto de pensar se sincronizan todas las propiedades de la información. Referencias, símbolos, secuencias, reacciones, memoria…Estos elementos que integran la red del sistema intangible de información se activan, y nos hacen pensar con independencia de lo que pensemos.

Cuando Einstein y otros científicos renegaron de haber contribuido a desarrollar la bomba atómica tras comprobar el desastre humanitario que produjo cuando fue utilizada contra la población, demostraban un desconocimiento de cómo funciona el sistema de información. De igual forma que la información hace que todo pueda conocerse, hace que todo pueda ser usado, para bien o para mal. Por eso es tan importante establecer la diferencia entre la información como sistema, y el uso material que de ello podamos hacer las personas.

Una nueva forma de pensar

La sociedad de la información representa otra forma de pensar, porque ha cambiado la dimensión y naturaleza de la realidad del hombre. Ha cambiado la propia velocidad del cambio. Han cambiado las magnitudes. Solo en la primera década del siglo XXI los usuarios de Internet se habían multiplicado por seis y ya eran más de dos mil millones los que operaban en la red mundial; se desarrollaron más de diez mil aplicaciones para los teléfonos móviles; y fueron descubiertos casi medio millar de planetas extra-solares.

Magnitudes que daban la medida no solo de la velocidad y profundidad del cambio, sino del desarrollo de la dimensión intangible de la información. Todo lo cual representa un choque para el hombre que piensa en espacio-tiempo, en una dimensión física.

El nuevo pensamiento de la sociedad de la información parte del conocimiento de su propio sistema, que funciona por sí mismo y de forma automática. 

La persona no puede impedir que una referencia de información simbolice algo, produzca reacciones o genere un proceso de comunicación, porque es algo propio del sistema. La persona no puede impedir que la información automáticamente forme algo, le guste o no lo que forma, porque está en la naturaleza del sistema. 

Cuando el hombre manipula la información tampoco puede hacerlo al margen del sistema, y sabe que si cambia una referencia automáticamente se modifica la percepción y se altera su impacto. 

En términos científicos e intelectuales descubrirlo supone entender que todo lo que forma la vida está sujeto a un sistema intangible de información estructurado en un conjunto de propiedades.

Cómo se formatea la mente humana

Pensar en información supone desarrollar una nueva dimensión intelectual, al acceder al conocimiento de lo que nos hace pensar.

Metainformación es el término utilizado para informar de la información. En la programación de una página web se incluyen en su cabecera las palabras que se quieren destacar de los contenidos de la misma, que los lectores no conocen, y se denominan ‘etiquetas’. 

Literalmente se puede decir que se etiqueta la información que impacta en el usuario. Lo que en la práctica supone desarrollar masivamente un pensamiento nominalista, sustituyendo lo universal por lo convencional.

Este desarrollo técnico de la informática no presupone la intención de desvirtuar un pensamiento racionalizado en el conocimiento, ideas y conceptos, pero en la práctica el impacto e influencia de los mensajes reduce el pensamiento a etiquetas. Es la diferencia entre un pensamiento libre y un pensamiento etiquetado.

Formatear la mente del ser humano mediante técnicas informáticas, es igual que desinformar a la opinión pública. En ambos casos se usa la información para manipular la realidad.

La información como primera fuente de generación de valor añadido

Antxón Sarasqueta analiza en el último Barómetro Universidad-Sociedad 2015 publicado por el Consejo Social de la Universidad Complutense, como la información genera valor añadido y la desinformación destruye valor.

barometro2015

La información que no genera valor, lo destruye. La desinformación es una forma de destruir valor. La desinformación ha hecho perder miles de millones a los inversores y accionistas, concluía un estudio de la escuela de negocios SAID de la Universidad de Oxford”.

La información genera valor por lo que en sí misma hace percibir y valorar. Uno de los valores que proporciona este estudio es su valor de mercado”, señala el autor en el capítulo de dicho estudio sobre la sociedad de la información.

La percepción de los universitarios que han declarado en esta encuesta que las nuevas tecnologías han influido ‘mucho’ en su capacidad creativa ha aumentado diez puntos en los últimos cuatro años. Confirmando una tendencia favorable de esta percepción”.

Afirma Sarasqueta: “Los modelos de información son los que hacen que las organizaciones y todos sus integrantes sean más o menos potentes en función del valor añadido que genere la propia información. Un modelo de información avanzado hace que todos los integrantes de la organización mejoren su potencial, lo que a su vez favorece al conjunto de la organización y sus resultados finales”.

En este informe anual, diez expertos analizan los resultados de la encuesta a los universitarios de la Universidad Complutense para medir su estado de opinión sobre otros tantos temas centrales y las principales tendencias de cambio.

En la teoría de la información lo que hace generar valor añadido es poner en valor la propia información. Y en términos científicos y mensurables la información intangible, que se materializa en resultados como los analizados en este Barómetro, que registra la percepción y valoración de los universitarios de la Complutense”, concluye Sarasqueta.

La propia información de este Barómetro, que va por su sexta edición, proporciona alto valor añadido, y todos sus contenidos, incluidos los gráficos y resultados de las encuestas se pueden obtener y descargar directamente por Internet pinchando en este enlace: Barómetro Universidad-Sociedad 2015

Millones de personas se beneficiarán del programa ‘Educa información’

Educa información es uno de los primeros programas multidisciplinares que ha comenzado a desarrollarse con el nuevo proyecto de divulgación Somos información. 

Educa información es el primer programa para formarse en el nuevo saber de la información como materia básica para desarrollar el conocimiento y capacidades en todos los campos de actividad. De ahí su carácter multidisciplinar.

El nuevo saber de la información es hoy el principal recurso para desarrollarse y competir en una sociedad dominada por la información y el conocimiento.

Escuelas, empresas, gobiernos, universidades, hospitales y todo tipo de entidades, profesionales y organizaciones, dependen del saber de la información para mejorar y competir en la sociedad de la información.

En los últimos años las ofertas de empleo para el ‘analista de información’ se han multiplicado por cinco en todos los sectores y países. ¿Por qué? Porque se está cumpliendo la máxima del premio Nobel, James Watson, uno de los descubridores del ADN: “Lo importante está en analizar la información y que uso se hace de ella”.

El programa Educa información ha sido diseñado por Antxón Sarasqueta, creador del Proyecto Aldea Digital, que en 1997 fue implantado por el Ministerio de Educación en 2.500 escuelas rurales de toda España, y autor de la obra ‘Somos información. La nueva ciencia de lo intangible’ , publicada en 2012.

Antxón Sarasqueta es desde 2003 miembro del Consejo Social de la Universidad Complutense, y presidente de la Comisión de Convergencia del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) de esta universidad.

Empresas patrocinadoras del citado proyecto Aldea Digital, como Microsoft y Telefónica, lo han aplicado para desarrollar sus propios productos mundiales y foros de educación. Microsoft desarrollando su ‘Pizarra digital’ en una de las escuelas aragonesas pioneras en el desarrollo de Aldea Digital, y Telefónica creando su propio foro de educación ‘Educared’ basado en el mismo proyecto.

La experiencia de Aldea Digital y el nuevo proyecto Educa información

Otras empresas como Nestle hicieron de Aldea Digital su referencia para los profesores que participaban en el programa educativo de la multinacional, describiendo y valorando el salto que ha representado este proyecto de cambio:

  • “De acuerdo con el informe del Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa, con Aldea Digital se invierte la situación tradicional, situando a la escuela rural a la cabeza del proceso de innovación en la enseñanza”.
  • “Además (Aldea Digital) ha supuesto un creciente interés por el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías entre los diversos integrantes de la sociedad rural (muchos padres y madres de alumnos han solicitado formación en estas herramientas, y el número de equipos en la zona ha aumentado)”.
  • “La escuela se ha convertido en un centro de recursos del pueblo y en muchos casos es el único punto de conexión a Internet que existe. Gracias a este programa se han roto barreras de comunicación y aislamiento en muchos de los pueblos más pequeños de España”.

El programa Educa información proporcionará todos los conocimientos y herramientas para descubrir como funciona el sistema de información y su potencialidad para mejorar nuestros objetivos. En el programa participarán empresas, universidades y otras instituciones públicas y privadas.

Vivir en la sociedad de la información depende del nuevo saber de la información, y la educación, como aspecto fundamental de la vida, depende de ello”, afirma Antxón Sarasqueta.

Puede ver y descargar los artículos publicados por Antxón Sarasqueta sobre la educación y la sociedad de información en el Barómetro Universidad-Sociedad. del Consejo Social de la Universidad Complutense publicado anualmente desde su edición de 2010:

Ir a página de contacto