Archivos en la Categoría: El nuevo saber de la información

La nueva filosofía de pensar en la información y como se formatea la mente humana

Pensar en información es pensar en lo que hace pensar, Antxón Sarasqueta 

Imagen de la portada del libro 'Somos información' de Antxón Sarasqueta

En su obra ‘Somos información. La nueva ciencia de lo intangible’, publicada en 2012, Antxón Sarasqueta, revela tras cuarenta años de investigación el impacto de la nueva dimensión intangible de la información en el ser humano

En el acto de pensar se sincronizan todas las propiedades de la información. Referencias, símbolos, secuencias, reacciones, memoria…Estos elementos que integran la red del sistema intangible de información se activan, y nos hacen pensar con independencia de lo que pensemos.

Cuando Einstein y otros científicos renegaron de haber contribuido a desarrollar la bomba atómica tras comprobar el desastre humanitario que produjo cuando fue utilizada contra la población, demostraban un desconocimiento de cómo funciona el sistema de información. De igual forma que la información hace que todo pueda conocerse, hace que todo pueda ser usado, para bien o para mal. Por eso es tan importante establecer la diferencia entre la información como sistema, y el uso material que de ello podamos hacer las personas.

Una nueva forma de pensar

La sociedad de la información representa otra forma de pensar, porque ha cambiado la dimensión y naturaleza de la realidad del hombre. Ha cambiado la propia velocidad del cambio. Han cambiado las magnitudes. Solo en la primera década del siglo XXI los usuarios de Internet se habían multiplicado por seis y ya eran más de dos mil millones los que operaban en la red mundial; se desarrollaron más de diez mil aplicaciones para los teléfonos móviles; y fueron descubiertos casi medio millar de planetas extra-solares.

Magnitudes que daban la medida no solo de la velocidad y profundidad del cambio, sino del desarrollo de la dimensión intangible de la información. Todo lo cual representa un choque para el hombre que piensa en espacio-tiempo, en una dimensión física.

El nuevo pensamiento de la sociedad de la información parte del conocimiento de su propio sistema, que funciona por sí mismo y de forma automática. 

La persona no puede impedir que una referencia de información simbolice algo, produzca reacciones o genere un proceso de comunicación, porque es algo propio del sistema. La persona no puede impedir que la información automáticamente forme algo, le guste o no lo que forma, porque está en la naturaleza del sistema. 

Cuando el hombre manipula la información tampoco puede hacerlo al margen del sistema, y sabe que si cambia una referencia automáticamente se modifica la percepción y se altera su impacto. 

En términos científicos e intelectuales descubrirlo supone entender que todo lo que forma la vida está sujeto a un sistema intangible de información estructurado en un conjunto de propiedades.

Cómo se formatea la mente humana

Pensar en información supone desarrollar una nueva dimensión intelectual, al acceder al conocimiento de lo que nos hace pensar.

Metainformación es el término utilizado para informar de la información. En la programación de una página web se incluyen en su cabecera las palabras que se quieren destacar de los contenidos de la misma, que los lectores no conocen, y se denominan ‘etiquetas’. 

Literalmente se puede decir que se etiqueta la información que impacta en el usuario. Lo que en la práctica supone desarrollar masivamente un pensamiento nominalista, sustituyendo lo universal por lo convencional.

Este desarrollo técnico de la informática no presupone la intención de desvirtuar un pensamiento racionalizado en el conocimiento, ideas y conceptos, pero en la práctica el impacto e influencia de los mensajes reduce el pensamiento a etiquetas. Es la diferencia entre un pensamiento libre y un pensamiento etiquetado.

Formatear la mente del ser humano mediante técnicas informáticas, es igual que desinformar a la opinión pública. En ambos casos se usa la información para manipular la realidad.

La industria del automóvil proyecta su éxito en sus modelos de información, que genera nuevos conocimientos

250 millones de coches interconectados por sus propios sistemas de información se convierten en la nueva red pujante de los 25.000 millones de elementos de comunicación conectados a Internet (Internet of Things).

Lo que significa que los profesores de información serán más importantes para los automovilistas que los que enseñan a conducir.

interconectadosEl último estudio de la consultora internacional Gartner, especializada en Tecnologías de la Información, revela que uno de cada cinco coches en el mundo dispondrá en 2020 de sistemas de información interconectados entre sí, con Internet, y potenciando la capacidad de conducción automática del propio vehículo.

Estos datos ya son una realidad y revelan la transcendencia y oportunidades del nuevo saber de la información para dirigir y gestionar cualquiera de las actividades en los diferentes mercados.

En términos prácticos significa que la nueva figura del profesor de información adquiere un valor decisivo para gestionar los vehículos dominados por los sistemas de información más avanzados.

Como gestionar 25,000 millones de elementos conectados en Internet

En este año (2015) el estudio de Gartner señala que habrá 4.900 millones de artilugios de comunicación conectados en Internet. Un 30% más de los registrados en 2014. Y que para 2020 esta proyección alcanzará los 25.000 millones en lo que se conoce como Internet of Things (IoT).

newcarEntre las grandes empresas que ya están desarrollando y ponen a la venta vehículos con sistemas de información interconectados entre sí y a Internet, están General Motors y Volvo. Desde el pasado mes de Mayo, General Motors ya ofrece vehículos con wifi y todo tipo de conexiones. Todas las principales compañías automovilísticas avanzan en esta línea.

Entre otros elementos que forman parte de este proceso de interconexión de la red de redes (Internet of Things) figuran los relacionados con la cocina del hogar. ”Para 2020 la conexión informática de las cocinas representarán al menos el 15% del ahorro para la industria de la alimentación y las bebidas, según los datos analíticos”, afirma la citada consultora en relación con los resultados de su estudio.

Ver información del estudio de la consultora internacional Gartner

Millones de personas se beneficiarán del programa ‘Educa información’

Educa información es uno de los primeros programas multidisciplinares que ha comenzado a desarrollarse con el nuevo proyecto de divulgación Somos información. 

Educa información es el primer programa para formarse en el nuevo saber de la información como materia básica para desarrollar el conocimiento y capacidades en todos los campos de actividad. De ahí su carácter multidisciplinar.

El nuevo saber de la información es hoy el principal recurso para desarrollarse y competir en una sociedad dominada por la información y el conocimiento.

Escuelas, empresas, gobiernos, universidades, hospitales y todo tipo de entidades, profesionales y organizaciones, dependen del saber de la información para mejorar y competir en la sociedad de la información.

En los últimos años las ofertas de empleo para el ‘analista de información’ se han multiplicado por cinco en todos los sectores y países. ¿Por qué? Porque se está cumpliendo la máxima del premio Nobel, James Watson, uno de los descubridores del ADN: “Lo importante está en analizar la información y que uso se hace de ella”.

El programa Educa información ha sido diseñado por Antxón Sarasqueta, creador del Proyecto Aldea Digital, que en 1997 fue implantado por el Ministerio de Educación en 2.500 escuelas rurales de toda España, y autor de la obra ‘Somos información. La nueva ciencia de lo intangible’ , publicada en 2012.

Antxón Sarasqueta es desde 2003 miembro del Consejo Social de la Universidad Complutense, y presidente de la Comisión de Convergencia del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) de esta universidad.

Empresas patrocinadoras del citado proyecto Aldea Digital, como Microsoft y Telefónica, lo han aplicado para desarrollar sus propios productos mundiales y foros de educación. Microsoft desarrollando su ‘Pizarra digital’ en una de las escuelas aragonesas pioneras en el desarrollo de Aldea Digital, y Telefónica creando su propio foro de educación ‘Educared’ basado en el mismo proyecto.

La experiencia de Aldea Digital y el nuevo proyecto Educa información

Otras empresas como Nestle hicieron de Aldea Digital su referencia para los profesores que participaban en el programa educativo de la multinacional, describiendo y valorando el salto que ha representado este proyecto de cambio:

  • “De acuerdo con el informe del Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa, con Aldea Digital se invierte la situación tradicional, situando a la escuela rural a la cabeza del proceso de innovación en la enseñanza”.
  • “Además (Aldea Digital) ha supuesto un creciente interés por el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías entre los diversos integrantes de la sociedad rural (muchos padres y madres de alumnos han solicitado formación en estas herramientas, y el número de equipos en la zona ha aumentado)”.
  • “La escuela se ha convertido en un centro de recursos del pueblo y en muchos casos es el único punto de conexión a Internet que existe. Gracias a este programa se han roto barreras de comunicación y aislamiento en muchos de los pueblos más pequeños de España”.

El programa Educa información proporcionará todos los conocimientos y herramientas para descubrir como funciona el sistema de información y su potencialidad para mejorar nuestros objetivos. En el programa participarán empresas, universidades y otras instituciones públicas y privadas.

Vivir en la sociedad de la información depende del nuevo saber de la información, y la educación, como aspecto fundamental de la vida, depende de ello”, afirma Antxón Sarasqueta.

Puede ver y descargar los artículos publicados por Antxón Sarasqueta sobre la educación y la sociedad de información en el Barómetro Universidad-Sociedad. del Consejo Social de la Universidad Complutense publicado anualmente desde su edición de 2010:

Ir a página de contacto